Antes de la entrevista (parte II). No parecer un “Santo con dos pistolas”

Hace unas semanas dábamos las pautas para preparar una entrevista, esta es la segunda parte de la lista de comprobaciones que debemos llevar a cabo para que en ese momento vayamos lo suficientemente preparados y hagamos frente a cualquier imprevisto que pueda producirse.

Vestir para una entrevista

Salvo que quieras ser modelo, éstas son algunas propuestas arriesgadas.

  • Evitar parecer un muestrario de joyería. A veces menos es más, joyas recargadas, pulseras que hacen ruido pueden distraer a la persona que nos selecciona de nuestro verdadero objetivo, lo que le estamos contando. Excepción que seas un rapero y vayas a presentar tu primera maqueta, no obstante en algunas entrevistas he visto candidatas con más joyas que “M.A.”
  • No maquillarse en exceso. En línea con lo anterior, evitar que el maquillaje sea lo que hable por nosotros, salvo que tu puesto esté relacionado con la imagen personal, no obstante, la máxima: menos es más aquí es de obligado cumplimiento.
  • Discreción con el perfume. Ciertos perfumes  pueden causar el efecto contrario al deseado, ni que decir tiene que debemos oler bien, pero ciertas fragancias penetrantes no son del gusto de todos los olfatos. Se cuenta que algún reclutador apareció exhausto y con sensación de ahogo tras alguna entrevista con el emulador de Jean-Baptiste Grenouille. 
  • Afeitarse. Seguimos con la imagen personal, muchos de mis alumnos dicen que si no se debe llevar barba, cuestión de la que difiero, siempre y cuando se vaya arreglado y aseado, no tiene porque causar mala impresión. El tema hipster sería objeto de tesis doctoral…
  • Pelo limpio y peinado. En consonancia, ir con la almohada marcada en la parte trasera de la nuca puede decir muchas cosas sobre nuestro entrevistado… Más de uno/a llega con el “hachazo” de la almohada. Tampoco hace falta que vayas a la peluquería y te hagas un peinado de “melenaarrepolladaycontirabuzón”, más que entrevistarte dan ganas de pedirte un autógrafo.
  • Evitar llevar piercings, y mostrar tatuajes. Esta tendencia daría para un post, pero siempre puede suponer una barrera y dar lugar  a estereotipos o prejuicios, dicho lo cual, por suerte esta tendencia está despareciendo en empresas con un perfil más joven en directivos y gerentes.
  • Vestirnos para la ocasión. Hay que ir guapos, mirarnos al espejo y sentirnos bien, esto transmite seguridad  y agrado a quien nos recibe.
  • No disfrazarnos. Siempre nos cuentan que debemos llevar traje, tacones para una entrevista y como consecuencia de ello, muchos de los candidatos aparecen “vestidos de domingo” con trajes, faldas o blusas de celebraciones pasadas, en la que tirando de frase popular, parecen “un santo con dos pistolas” y no se encuentran a gusto. Preferiblemente ir con un pantalón y camisa, un tacón un poquito más bajo que hacer el ridículo con trajes pequeños y ajustados… Hay candidatas que aparecen por los pasillos andando como velociraptores, la imagen es “memorable”.
  • Estudiar cómo visten los trabajadores de esta empresas. O lo que es lo mismo estudia su dress code. No siempre es posible, pero a veces nos puede proporcionar pistas de cómo debemos ir vestidos, si uno se de una vuelta por las oficinas de ciertos estudios gráficos o empresas tecnológicas , lo que no abunda precisamente son las corbatas.
  •  Evitar llevar insignias, símbolos, chapas deportivos, políticos o religiosos. No debería ser signo de discriminación, pero para evitar tentar al diablo deberíamos no exponer nuestros gustos por evitar confrontaciones innecesarias.
  • Combinaciones de colores. Salvo que seas una “it girl” y te vayas a presentar para coolhunter. Hay colores que no combinan, los brillos y fluorescente pueden “deslumbrar” a la persona que te entrevista.
  • Ese oscuro objeto de deseo. Existe la creencia en algunos/as candidatos/as que mostrar partes de su anatomía reservada para otros menesteres o marcar ciertos atributos puede suponer un plus (la entrevista no está para ligar aunque sea George Clooney), nada más lejos de su propósito salvo que quieras compartir vídeo con Pitbull o ser parte de un reparto con Nacho Vidal.
Espero que os haya servido, ¿tienes alguna duda?
 banner-entrevistas

Deja tu comentario