“Be simple, my friend”. La simpleza de los conceptos.

Esta semana comienzo un nuevo curso de Hablar en Público, y una de las ideas clave que intento aportar es la necesidad de establecer discursos argumentando de manera simple y conceptual. Muchos de los discursos, ponencias, presentaciones de productos y demás alocuciones empresariales se articulan en torno a múltiples ideas, argumentarios farragosos y ponencias meramente descriptivas que desdibujan el objetivo o la idea principal.

Captura

La idea clave, parafraseando al “mítico” Bruce Lee en su archiconocido: be water, my friend, es ser simple, conseguir articular discursos en conceptos sencillos y de aplicación para nuestro auditorio o público, evitando el “circunstancialismo” y el “barroquismo expresivo” (baste como muestra algunas de las presentaciones de José Luis Moreno en Noche de Fiesta).

Una de las cualidades que admiro profundamente en un orador/a es la claridad en su exposición, la importancia de aplicar y explicar teorías, conceptos y modelos de forma simple y con un lenguaje sencillo. Ésto, que en principio puede ser tildado de “vulgar” o llano, no es tan fácil de ejecutar, el uso de metáforas e ideas visuales para apoyar conceptos de difícil compresión son una herramienta muy poderosa para articular discursos o presentaciones.

Como muestra baste esta estupenda recreación de la declaración de los derechos humanos, un ejemplo visual impagable:

banner-hablar-en-publico

Deja tu comentario