¿Tengo que hacerme un blog para mi plan de búsqueda de empleo? Parte 1

Pregunta del millón:

¿Es bueno tener un blog para buscar empleo?

– Rotudamente sí

– ¿No vale con tener buenos perfiles en la redes sociales/profesionales?

– Eso es sólo una parte, y mi consejo es que las redes aparecen, crecen, evolucionan y en algunas ocasiones desaparecen… (Nota: ¿conoces Neurona?) Un blog es como tu casa, tu decides qué publicas, cuándo,  cuánto, sobre qué… Tienes el control, “no rules” tu decides. Es “tu tesoro”.

Blog para buscar empleo

ATENCIÓN: Vamos con una “bonita metásssfora”, un blog es como un huerto, hay que cuidarlo y regarlo continuamente, de lo contrario su abandono y sequía no dará frutos… En cristiano, si vas a tener un blog por tener, mejor que no lo tengas, nada como visitar un blog con “pelusas”, en cristiano, sin entradas, descuidado y muerto.

Si pero… Ahora me va a venir con las excusa, repite conmigo, buscar trabajo es un trabajo, por tanto tener un blog es parte de las tareas de tu plan de empleo, por tanto, no me vengas con:

  • Uffff, yo no sé que es eso de un blog. Tampoco sabías montar en bici y ya sabes. Todo se aprende.
  • Me agobio con todo lo que tiene que ver con internet. Pues ve planteándote que en un futuro casi todo va a pasar por aquí (in/out, tu decides) y además es una buena excusa para echarle valor y empezar a ponerte al día.
  • ¿Voy a tener que escribir todos los días? Ya sé que al principio cuesta, pero hay que crear el hábito, como cuando haces deporte, cuanto más haces, mejor lo haces y más ganas tienes de volver a hacerlo (tampoco hacer falta que te vuelvas “blogoréxico/a”, no es cuestión de cantidad sino de calidad). No obstante, no hace falta escribir todos los días, pero si al menos una vez por semana.
  • Con todas las cosas que tengo que hacer, es lo que me faltaba. En muchos casos, no es la multitud de tareas lo que nos obstaculiza, sino la falta de organización, si se quiere se puede, da muestras de tu esfuerzo y tensón, cualidades muy valoradas, ¿no te gustaría que tu trabajo en el blog fuese valorado para una entrevista?
  • Yo no tengo nada que contar. Eso pensaba yo y aquí me tienes cinco años después contando, cosas, que según parece, interesan, siempre hay algo que contar, pero eso sí, tendrás que pensar qué, lo veremos luego.
  • Y cuándo voy a tener resultados. Paciencia, mis queridos/as amigos/as, todo en esta vida llega tras el esfuerzo y la paciencia, los “pelotazos” (no me refiero a bebidas alcohólicas, ni a los urbanísticos) son flor de un día…
  • Igual no le gusto a nadie. Normal, nos pasa a todos, no gustarle a nadie por eso vivimos en burbujas y casi ni nos tocamos. Lo primero que tienes que repetirte es que “no le puedes gustar a todo el mundo” a partir de ahí, se vive muy bien. Siempre hay gente con la que conectar, con la que compartir visión, no seas derrotista y evita esa excusa.
  • Me va a costar dinero. En muchos casos no, muchas plataformas de las que hablaremos luego son gratuitas, pero en el mejor de los casos la inversión puede rondar los 75 Euros/anuales.(luego te explico)

Después de habernos sacudidos las excusas, es hora de contarte por qué es bueno abrir un blog para encontrar, cambiar o mejorar en tu trabajo.

1. Tu tienes el control, tu decides, aprendes a gestionar  tus prioridades y de qué quieres hablar, por una vez nadie te dirá qué debes o no decir, ni qué debes o no hacer. Todo vale.

2. Contarle a todo el mundo quién eres. Es la mejor manera que existe para que te conozcan como profesional o de forma más personal. Tu gestionas la imagen, qué quieres contar de ti, qué datos, qué partes de tu vida van a ser expuestas de forma directa: un apartado específico (una biografía);  o indirecta: la forma en qué escribes, sobre qué escribes, que herramientas empleas, tu comunidad de seguidores…

3. Demostrar haciendo. Un blog sirve para demostrar esas habilidades, conocimientos y experiencias que plasmas en un CV o en una plataforma de empleo. Sirve para ver tu capacidad de comunicación, síntesis, análisis, organización, competencias digitales, creatividad,… ¿sigo?

4. Fomentar tu lado más creativo y curioso. Tener que escribir semanalmente te obliga a leer, estudiar y conocer con mayor profundidad la temática de tu blog. Explora tu pensamiento divergente (think out the box), al tener que contar las cosas de otra manera y verlas con otros ojos. No te flageles con contar o descubrir cosas que nadie sabe, a veces no siempre es qué cuentas sino cómo lo cuentas.

5. Conseguir tus objetivos laborales. Si quieres ser considerado/a un/a experto en un área tienes que demostrarlo, además de ser visible, de crear tu marca y en base a ella, posicionarte con un profesional de la misma. Tanto si quieres montar un negocio o servicio, como si quieres se contratado por empresas, tanto clientes como empleadores van a valorar lo que muestras y demuestras.

6. Actualizar y mejorar tu conocimiento sobre los CMS (gestores de contenido) así como todas las herramientas y competencias asociadas a la elaboración de un blog: marketing digital, estrategia de contenidos, diseño, creación de comunidades, referencias…

7. Ampliar tu red de contactos. Un blog es una ventana excelente para que te conozcan, no sólo en tu círculo más cercano, sino que su “universalidad” o globalidad permite llegar a lugares que de otro modo serían difíciles. Una puerta para conocer otros profesionales, personas, culturas y visiones distintas. Piensa que es como tu embajada 😉

8. Conseguir clientes y/o inversores y/o usuarios. Si piensas montar tu propio negocio, una de la máximas que has de aprender es que para recibir primero has de ofrecer. Piensa por qué todas las empresas empiezan a nutrir sus blogs corporativos. Pero no confundas, salvo en honrosas excepciones, es difícil vivir sólo de tu blog, no imposible, pero sí muy difícil.

Tras estas razones, y aún creo que hay muchas más te has decidido a empezar tu blog, tienes que hacerte estas preguntas:

  • ¿Para qué quieres hacer un blog?
  • ¿De qué voy a escribir?
  • ¿Quién es mi público objetivo?
  • ¿Cómo se hace un blog?
  • ¿Qué plataforma tengo que emplear?
  • ¿Qué más necesito?
  • ¿Qué apartados debería incluir?
  • ¿Necesitaré dinero?

Vamos a ir respondiendo a ésta preguntas. En el próximo post.

Si tienes dudas coméntalas y las añado a la segunda parte de post. ¿Te animas a escribir un blog?

banner-pack

Deja tu comentario