Potencia sin control, no sirve de nada. Cómo sacar partido a tu búsqueda de empleo en LinkedIn.

busqueda-empleo-linkedinEste post nace de una pregunta en el chat de mi web. Una orientadora me pregunta: ¿Tienes algún artículo en tu web sobre cómo buscar empleo en LinkedIn?. Yo le contesté que no, que tengo cuestiones parecidas, pero uno como tal no, así es como nace este post.

Empecemos, pero antes de ponerme a dar claves, consejos y “evangelizar” de las múltiples posibilidades de LinkedIn, me gustaría hacer algunas puntualizaciones:

A pesar de que LinkedIn tenga un apartado como un buscador o portal de empleo al uso, no es un buscador, es una red en la que establecer relaciones, contactos, con los que establecer colaboraciones y futuros proyectos.

LinkedIn no vale para todos los perfiles, sí y es una realidad, hay determinados sectores y posiciones que no encuentran empleo u oportunidades porque LinkedIn, está muy orientado a los negocios y no tanto a perfiles de oficios, no obstante, existen honrosas excepciones que han conseguido darle una vuelta de tuerca a la web y conseguir muy buenos resultados.

Tienes que pensar tu estrategia en LinkedIn, como ya escribía en este post, si no te preguntas para qué quieres LinkedIn, estarás como pollo sin cabeza,  o como aquel anuncio maravilloso de Pirelli, que rezaba: “Potencia sin control, no sirve de nada”.

Lista/o, ¡vamos!

Tener un perfil completo.

De nada sirve ponerse a buscar o hacer contactos con un perfil inacabado, mal hecho o que no se sabe muy bien qué necesita, algunas cuestiones a comprobar:

  • Foto adecuada.
  • Extracto jugoso y adecuado.
  • Datos de contacto.
  • Titular atractivo
  • Completa cada experiencia con titulo, ciudad, empresa, funciones y logros. Aporta y añade valor..
  • Añade documentos, presentaciones, videos y cualquier otro “multimedia” que presente un perfil más atractivo
  • Perfil en dos idiomas si quieres ser encontrado por contactos internacionales.
  • Completa tu formación.
  • Personaliza tu URL.
  • Incluye aptitudes, pero no te vuelvas loca/loco, español no aporta mucho…
  • Incluye recomendaciones.

Perfil público, que te vean.

La pregunta del millón es: ¿puedo tener un perfil privado? Claro, pero si quieres que te vean será difícil, salvo que lo hagan a a través de rituales esotéricos. Se puede estar en LinkedIn y no querer buscar trabajo, o no gritar a los cuatro vientos que lo buscan, formas hay, sólo se trata de pensar. De hecho la plataforma acaba de sacar una opción en la que puedes indicar que buscas trabajo sin que esto se vea reflejado en tu perfil.

El perfil es un ente vivo.

Hay profesionales que realizan un perfil de LinkedIn y deja que le salgan telarañas.  Tu perfil debe estar actualizado, desde incluir tus trabajos más actuales, eliminar los trabajo que ya no aportan, incluir nuevos trabajos y proyectos en tu portfolio; cambiar tu extracto, si cambiaron tus objetivos profesionales….

SEO al perfil.

La inclusión, que no la repetición de palabras clave, ayudará a que te encuentren en las búsquedas de perfiles de tu sector. Se estima que la repetición de unas 13-14 veces tu palabra clave es un buen indicador de posicionamiento. Y ahora me preguntas, ¿cómo se que se repite mi palabra clave en mi perfil?

  • Si tienes un sistema operativo como Windows pulsando: CTRL + F
  • Si tienes un sistema operativo como iOS: CMD + F

A pesar de todo esto, cuidado hay perfiles sobreoptimizados y en cuanto al SEO están bien posicionado, pero en cuanto al contenido y la coherencia distan mucho de ser perfiles atractivos.

Planifica una estrategia y objetivos.

En este post lo amplío un poco más pero si no te planteas unos objetivos, hacer contactos, por hacer contacto no tiene ningún sentido, se trata de que te plantees qué quieres conseguir:

  • Contactos clave en empresas que me gustan
  • Ampliar mi red de potenciales clientes
  • Mejorar mi marca
  • Buscar empleo…

El resto es dar palos de ciego.

Interactúa.

Publica en Pulse.

¿Eso que es?. La plataforma de contenidos o blogging de LinkedIn. La forma más fácil de tener un blog sin tener que montarlo. Con respecto a la búsqueda de empleo te ofrece mayor visibilidad y la posibilidad de demostrar tu conocimiento o competencia sobre tu sector, especialización, interés o áreas a las que quieres reorientar tu carrera profesional. Muchos me diréis que Pulse no está disponible para  perfiles en castellano, pues es verdad y aún LinkedIn tardará un tiempo en implementarlo en los perfiles, pero existe una forma muy sencilla de tener acceso al mismo, configurar la interfaz de tu perfil en LinkedIn en inglés.

¿Y esto como se hace?

  • Pincha sobre tu foto en el ángulo superior derecho
  • En el desplegable pincha en idiomas
  • En estas nueva página selecciona como idioma de LinkedIn el inglés y ¡listo!.

Comparte información y actualiza tu estado.

Puede ser que no quieras publicar, que no tengas tiempo para escribir, mil y una cuestiones. Aunque si puedes compartir información, artículos o debates interesantes para tu red de contactos. Evita compartir información que no tenga nada que ver o de “buenrollismo por decreto”. Recuerda que es una red profesional.

Participa en grupos.

Con el “muro” de LinkedIn, los grupos de debate se han quedado muy huérfanos, pero si los eliges bien, tienes hasta 50 opciones, podrás participar en debates y posicionarte como especialista o experto en tu campo, además de estar al día de las novedades y noticias de tu sector

Aumenta tu red.

Puedes hacerlo de dos maneras:

  • Enviando invitaciones
  • Aceptando invitaciones

Sobre el envío de invitaciones, ni que decir tiene que debe estar en consonancia con tu estrategia inicial y también personalizarlas el máximo posibles, aquí tienes algunas ideas. Evita volverte loca/o y enviar invitaciones sin ton ni son.  So

Sobre la aceptación, existe el eterno debate, si a todos, o sólo a los que me interese. Desde mi punto de vista, tu red es tu mayor tesoro, por tanto acepta a todos y cuantos te inviten, aunque no sean de tu sector o no puedan tener relación al primera vista. Se trata de establecer contactos y de dónde te llevarán éstos. Sobre los que abogan por ser selectivos entre las razones que esgrimen son: por tener contactos que saturan su muro de noticias irrelevantes, no son de su sector, no ocupan posiciones importantes para su desarrollo… No obstante todos estos peros tienes solución, desde dejar de seguir sus actualizaciones y bloquear y eliminar en caso de situaciones complicadas: ligoteo, malas formas…

Riega tu red.

San LinkedIn, ya lo ha puesto fácil y te ayuda a mantener el contacto con tu red con las famosas notificaciones de cumpleaños, cambios de puesto… Sólo tienes que currártelo un poquito y personalizarlas y aprovechar para mostrar interés.

Regar tu red no es:

  • Compartir newsletter sin ton ni son
  • Enviar correos masivos
  • Hacer publicidad sin filtro…

Sigue a las empresas  objetivo.

Existen muchas razones por las que seguir a las empresas en las que te gustaría trabajar, te daré unas cuantas:

  • Conocer cuáles son sus valores
  • Conocer qué haces y sus novedades
  • Saber cuáles son los perfiles que componen su plantilla
  • Investigar sobre qué tipo de competencias requieren para trabajar con ellos
  • Tener acceso directo a sus ofertas de empleo, en muchas ocasiones tienen una pestaña dedicada a tal cometido.
  • Ampliar la información sobre sus productos y servicios…
  • Hacer contactos adecuados

¿Aún quieres más motivos? Esto está muy relacionado, con la sempiterna pregunta de: ¿qué sabes de nuestra empresa? LinkedIn te lo pone muy fácil.

Usa el buscador de empleo y crea alertas.

No es la principal baza de LinkedIn pero hay ofertas de empleo que puedes encontrar en la red. Existe dos tipos de solicitudes de empleo en LinkedIn:

  • Las ofertas a las que puedes inscribirte directamente con tu perfil de LinkedIn y que ofrece la posibilidad de enviar archivos adjuntos.
  • Ofertas que te remiten a la web de la empresa o consultora que publica la oferta

Independientemente del tipo de oferta que encuentres debes:

  • Investigar antes a quién la publica
  • Buscar el contacto, no la oferta, con el objeto de obtener más información
  • Personalizar y asegurar que tu perfil se adapta a la misma
  • Aprovechar el envío de archivos adjuntos
  • Buscar contactos de la empresa para obtener información

Si lo empleas como un buscador de empleo convencional estarás perdiendo muchos activos.

La sección de empleo suele ofrecerte por defecto posiciones o puestos similares a las búsquedas que has realizado en la web. No obstante puedes hacer, al igual que en  otros buscadores, crearte alertas para que lleguen a tu correo.

Pasa del on al off.

Todo lo expuesto anteriormente, no sirve de nada si no buscas el contacto directo. O dicho de otro modo, si empleas LinkedIn para buscar empleo tu objetivo final es que te conozcan personalmente. Es tener una “entrevista” para un futuro puesto o colaboración, por tanto no te lo tomes como algo tonto o informal. Se trata de conocer gente, no para obtener resultados a corto plazo, sino para que a medio o largo plazo, vuestros intereses se crucen o surjan posibilidades de trabajar o colaborar juntos

Constancia. Revisa la plataforma cada día.

LinkedIn requiere un trabajo diario,  una rutina que te permita tener al día:

  • Tus invitaciones
  • Revisar tu muro
  • Comentar o compartir informacion relevante
  • Intentar establecer citas o contactos personales…

Tener un perfil colgado y esperar que llueva la oportunidad de tu vida no sirve para nada. Lo dicho, empieza a sacarle todo el partido.

buscar-empleo-linkedin

 

banner-sesion-linkedin

Deja tu comentario