23 Cartas de presentación o autocandidatura que no deberías enviar

Reconozco que la cosa está difícil en cuanto a procesos de selección masivos, en los que tienes que ocupar vacantes en un breve espacio de tiempo, pero he de afirmar que muchas cartas de presentación facilitan el trabajo de forma rauda y veloz. Veamos algunos ejemplos.

cartas-de-presentacion-que-no-deberias-enviar

carta twitter o exprésCarta exprés o Twitter. Hay algun@s que consiguen enviarte una carta de autocandidatura con menos de 140 caracteres. Ya sabemos que la síntesis es una gran aliada pero no tanto.

 

Carta Grita LibertadCarta Grita Libertad. Será porque hoy me entero de la noticia de la muerte de Richard Attenborough, y en mi pequeño homenaje, le dedico este modelo de carta. TODO EN MAYÚSCULAS. De verdad ¿todavía hay alguien que no sepa que escribir en mayúsculas equivale a gritar? Hay cartas que hacen un ruido ensordecedor…

 

Carta Abeja MayaCarta en “En un país multicolor”. (los no nacidos en los ochenta revisen la canción de la abeja Maya) Esos colorines, con apartados y subapartados en otros colores, negritas, subrayados… Es una carta, no unos apuntes universitarios.

 

 

Carta My LifeCarta My Life. Está muy bien que te guste montar puzzles, artesanías varias y seas el mejor futbolista de tu equipo, pero en muchas ocasiones estos “hitos épicos” que cuelgas en tu muro de Facebook no me sirven, ve al grano y no me sueltes rollos innecesarios.

 

 

Carta Stephen KingCarta Stephen King. No por el miedo que da leerlas, no sino por lo extensas, como sus novelas, que son algunas de ellas. Días que al abrir tu correo en un proceso de selección tienes la sensación de estar leyendo una novela por entregas. Un carta ha de ser concisa y especificar tu objetivo claramente.

 

Carta Señor de los AnillosCarta El Señor de los Anillos. Se pierde en las descripciones del paisaje, cambia paisaje por circunstancias o entorno y sabrás de qué misiva te hablo. Cartas que para contar que estudiaron una determinada carrera o máster, te han detallado hasta sus comienzos en la guardería. Al igual que en la carta anterior, brevedad, señores/as.

Carta Pena Penita PenaCarta Pena, penita, pena o “Dame argo”. Yo siempre pienso lo mismo, si estás en una discoteca e intentas ligar le dirías al chico/a en cuestión: mira es que llevo 4 años sin… y por eso deberías tener algo conmigo. ¿Funciona? Lo mismo ocurre con las cartas de presentación.

 

 

Carta San Google. Los que me conocen, saben que le profeso una especial devoción y fervor al “santo” buscador. El corta pega, (en algunos casos es tan sangrante que ni siquiera se paran a leer lo que han enviado) dice muy poco de ti y de tu interés en la empresa en cuestión.  Si para tu trabajo también vas a hacer un corta pega…

 

Carta From Lost to the RiverCarta Fotocopia o “From lost to the river”. Lista de correo, te vas a CCO y envías a diestro y siniestro esa carta copiada hasta la saciedad, con un excelente asunto: A quién corresponda. A esto le llamo yo optimización del tiempo y racionalización del esfuerzo (modo ironía on)

 

 

Carta FantasmaCarta Fantasma. Sin asunto, sin nada, sin referencia, sin texto. A veces pienso, que son fruto de un estado de trance. Al menos en el mejor de los casos logran adjuntar su CV.

 

 

Carta AjoCarta Ajo. Por aquello de la repetición, me cuestas lo mismo que en tu CV. Si me vas a contar lo mismo, igual te puedes ahorrar enviarme el CV o la carta…

 

 

Carta Crítica Razón PuraCarta Crítica de la Razón Pura. A veces, los que nos dedicamos a la orientación y al desarrollo de carrera, quizás expliquemos mal cómo elaborar una carta. Indico esto, porque en alguna ocasión hago hincapié en la necesidad de hablar en mis cartas de presentación de qué puedo hacer por la empresa a la que me dirijo, y en algunos casos, la delgada línea entre recomendaciones y críticas poco constructivas se traspasa, a veces tienes la sensación de que se presenta al proceso de selección alguno de tus progenitores.

 

Carta MegaCarta “Megasupertotalok”. ¡Ay!, qué fue de los superlativos y los adjetivos para describir, qué fue de las frase cortas con otros verbos que no sean saber, hacer, estudiar… La pobreza del lenguaje en muchas ocasiones hace que te replantees si la persona que te escribe es un adulto o un estudiante de primaria. Nota: la lectura y los diccionarios de sinónimos ayudan mucho a esta cuestión…

 

Carta Porque yo lo valgo

Carta Dorian Gray o  “Porque yo lo valgo” (cómo me gusta este anuncio en el que la valía se mide por el grado de maquillaje o lo sedoso de tu pelo, ups, que me pierdo) Igual que la pena no vende, la arrogancia tampoco mucho, candidatas/os que más que venderse parece que te perdonan la vida por haber recibido unas letras… Hechos, no palabrería ni pedantería. Sabrás que estás ante una de ellas porque la palabra con mayor densidad es “yo”.

 

Carta VintageCarta Vintage. Ya sabemos que lo retro está de moda y que “cualquier tiempo pasado fue mejor” pero cuando escribes una carta tienes que escribirla en presente y en futuro. Mostrando a la empresa aquello que sabes hacer y qué beneficios en el futuro puede obtener contigo.

 

 

Carta AVECarta AVE. Es la que más rápido va a ir a la papelera de reciclaje por la cantidad de errores gramaticales y ortográficos que contiene. Existe una cosa llamada corrector, que incluso en Google Chrome la tienes como herramienta.

 

 

Carta MediumCarta Medium. Son aquellas cartas en las que después de una buena introducción y objetivos definidos tienes que adivinar quién la escribe… La firma digital por defecto es una buena aliada. Nota: evita frases lapidarias tipo Paulo Coelho para terminar tus cartas o como pie de firma, de los emoticonos ya hablamos otro día…

 

 

Carta El club de la comediaCarta Club de la Comedia. Reconozco que yo soy muy dada a la ironía y al humor negro, pero en las cartas de presentación, salvo que postules a Noche de Fiesta, éste ha de evitarse, así como frases irónicas y sarcásticas.

 

 

Carta qué pasa tronCarta “Qué pasa tron…”. En muchas ocasiones, me dicen que lo del: Estimado/a… queda muy frío (averiguar quién es nuestro destinatario, evitará esa despersonalización y poder dirigirnos por su nombre y apellidos) pero el qué tal, o el qué pasa aún me resultan difíciles de digerir, ya si empleamos un lenguaje de andar por casa tenemos todas las papeletas.

 

 

Carta No rulesCarta “No rules”o en su versión española “Prohibido prohibir”. Lo típico, siempre has sido un/a ousider y te va el lado salvaje de la vida. Pero si en la oferta en cuestión te indican que en tu carta de presentación indiques la referencia al anuncio, así como otras cuestiones: disponibilidad para entrevistarte, banda salarial,… no vayas de listo/a y hagas lo que te  venga en gana.

Sin títuloCartas no sé… pero.Es evidente que cuando describimos un puesto, seguramente un tanto por ciento muy elevado de las personas que optan al mismo no cumplan todos los requisitos, pero si vas a venderte por lo que no sabes hacer, mal vamos. Hoy he leído una frase, disculpas porque no recuerdo a su autor, que decía algo así: si te preguntan si sabes hacer un trabajo, dí si. Luego emplea tu esfuerzo en aprenderlo. Lo dicho, la carnaza para las fieras.

recordatorioCartas referencia o recordatorio. En algunos casos el cuerpo de la carta se reduce a Referencia… No sé si es porque intuyen mi despiste, por economía del lenguaje, por innovación. Está bien que incluyas la referencia  pero dentro de un contexto, es decir, dónde viste la oferta, por qué la envías…

 

 

dropbxCarta Dropbox, ya que estamos. Dropbox o Google Drive son unas herramientas geniales, pero no las emplees para enviarme un enlace donde descargarme tu CV, tu porfolio, notas de la carrera. Yo sólo te pedía un CV y una carta no un archivo documental.

 

Si eres reclutador/a o técnico/a de selección y quieres añadir alguna más, estaré encantada de recibir más aportaciones.

banner-cartas

Join the discussion 4 Comentarios

  • Ramón dice:

    Me ha parecido bastante interesante este artículo, sin embargo, me lleva a la siguiente reflexión: me llama la atención el que he leído un sin fin de artículos similares tanto sobre CV y cartas de presentación como de entrevistas de trabajo y en la mayoría te orientan (según la perspectiva del autor) sobre lo que no debes escribir, hacer o decir, pero en muy muy pocos (por no decir en ninguno) te orientan con claridad y precisión sobre lo que si debes escribir, hacer o decir . . . y el como hacerlo. Sería algo así como describir los casos de éxito en esta materia. Considerando que cada cultura es muy particular, así como el momento circunstancial y temporal de la persona que esta leyendo la información referida.

  • Jose Antonio dice:

    Muy completo el catalogo de “cartas fatales”. Lo tendremos muy en cuenta para no caer en ningún error. Muchas gracias por este post. ¡Interesante!

Deja tu comentario