Cómo escribir una buena “Bio” Profesional. Algunos consejos.

Sabias que una de las páginas más visitas en un blog es la que habla de ti (“about me” por defecto en WordPress) Por esta razón me sorprende que muchos no la tengan y otros tantos la tengan tan descuidada. Esto implica varias cosas, la despersonalización de tu página personal y  una desventaja frente a otros profesionales que se dediquen o hablen sobre los mismos temas o áreas de expertise que tú.

Cómo escribir una buena biografía en tu blog o web

Fotografía de @claverg

Dónde podemos incluir una bio:

  • En nuestra web o blog.
  • En un portfolio de productos o servicios.
  • En presentaciones profesionales
  • En libros u otro material académico
  • En redes sociales y/o profesionales

Si te parece empezamos, con algunas cuestiones previas:

  • Una biografía no es un CV redactado como muchos creen, es menos formal y ha de centrarse en el objetivo que queremos conseguir con ella: presentarnos como profesionales, indicar qué podemos hacer por nuestros lectores, mostrar cercanía… En base a esto debemos articular nuestro discurso.
  • En general una bio ha de ser concreta, no perderse en largos parlamentos o fabulaciones un tanto naïf… (haberlas haylas)
  • Antes de ponerte a escribir, plantéate estas cuestiones:
    • Quién soy, qué se hacer y qué quiero hacer
    • Quién es mi público
    • Qué desea mi público/lectores
    • Qué tono voy a emplear en consonancia (creativo, formal, cercano, personal…)

Tipos de bio:

Para empezar, salvo en nuestro blog, en muchos portales, redes y demás vamos a contar con limitaciones de espacio. Sería bueno contar con:

  • Bio superreducida. Tipo Twitter. No más de 200 caracteres, a ser posible evita escribir tu bio llena de barras separadoras con multitud de cargos. Sé original y redacta un poco 😉
  • Bio resumida. No suele pasara de los 500 caracteres
  • Bio extensa. Más de 2000 caracteres. (En LinkedIn nos encontraríamos en el límite)
  • Frase bio. Es como un eslogan que ayuda a diferenciarte y a identificarte para mi siempre ha sido:

“Una persona puede cambiar de nombre, de cara, de calle… pero hay una cosa que no puede cambiar, no puede cambiar de pasión” (El secreto de sus ojos)

Qué información es de utilidad para su redacción:

  • Formación o especialización
  • Trayectoria laboral
  • Logros más relevantes
  • Publicaciones o libros

Pongámonos manos a la obra:

Primera o tercera persona.

Cuando he trabajado con profesionales ayudándoles a redactar sus bios en blogs siempre aparecía esta pregunta. A mi siempre me vino a la mente la imagen de César en Astérix y su omnipresente tercera persona que lo dotaba de cierto halo y “distancia”. Personalmente, y ésto no es un dogma de fe, yo prefiero hablar en primera persona sobre todo en mi blog, es mi casa, mi espacio y mi lugar de expresión por tanto encuentro raro esa tercera persona mayestática que aleja a los lectores de mi.

Sin embargo, en otros entornos como redes profesionales puede servirnos, y para muchos, les dota de mayor profesionalidad. Es cierto, que en algunos casos en los que se especifican logros como he ganado tres premios de excelencia profesional, p.ej., puede resultar presuntuoso. Pero sigo apostando por cómo lo cuentas, no qué cuentas.

Vuelvo al principio, si nos sabes quién es tu público objetivo y cómo te vas a comunicar con él, no sabrás cómo escribirles.

Poner primero lo importante.

En consonancia con el trabajo previo de recabar información y delimitar objetivos, tienes que pensar en qué es aquello que quieres que por nada del mundo, tus lectores dejen de leer. Ten en cuenta que tu biografía es como una pirámide invertida y que por el camino va a ir perdiendo lectores.

Menos es más.

Una bío de 2000 caracteres, ya es muy extensa. Mi consejo, entre 300 – 500 caracteres ya da para mucha información en un blog. Recuerda la pirámide la que te he hablado y piensa que en muchos casos la bio va a contener enlaces a otros apartados, redes y secciones que consideres interesantes. Tu extracto profesional ha de ser bueno,  pero no te líes por querer hacerlo demasiado ornamentado e impactante. Ya lo decía Baltasar Gracián: “lo bueno si breve…”

Diferencia tu inicio.

Es lo primero que van a leer, así es que destierra fórmulas como me llamo…, soy…

Redacta en base a ideas clave.

Me estoy poniendo pesadita con la preparación. Si un lector quisiera que le recitase mi currículum, este espacio debería llamarse mi CV y no “Sobre mí” por tanto, articula tu escrito en base a estas ideas, que pueden reflejar tus logros, tus servicios o aquello que consideres imprescindible y esencial que tus lectores sepan de ti. No te limites a enumerar tropecientos logros, todo ha de encajar en la narración, no han de mantenerse como inconexos o un listado infumable.  (un brainstorming puede ayudarte en esta cuestión)

Tu formación no debe ocupar más de dos frases.

Repito, una bío no es un CV, por tanto resume e indica aquello que define tu trayectoria académica y es más relevante para tu público.

Frases cortas y párrafos.

En línea con lo anterior, redacta tus frases y párrafos en torno a las ideas clave. Se trata de que vean tus diferentes secciones, servicios o ideas.

Personal or not personal.

Sobre esto hay  muchas opiniones y va en consonancia sobre el nivel de exposición pública (personal) que deseas tener. Si crees que explicar que tienes hijos, pareja o ver películas puede ayudarte, adelánte. Pero es como el apartado de otros datos en un CV, no lo conviertas en un apartado de múltiples aficiones.

Contáctame.

Enlaces a redes, tu CV, un vídeo dónde presentas tus productos. Todo aquello que pueda servir para que tus lectores sacien su curiosidad sobre tu trayectoria y quehaceres. Normalmente siempre es la última frase y puedes servirte de iconos para no añadir mucho más texto.

Otro final.

Si te interesa publicitar tu último trabajo: libro, diseño… Puedes añadirlo al final, con un aspecto distinto y un enlace al mismo.

Una bio está viva.

Es decir, tu  carrera profesional cambia, tus objetivos, tus metas, incluso hasta tu público, por tanto, no sólo tendrás que actualizar tu CV, sino tu Bio conforme a los cambios y a los logros que vayas consiguiendo.

Comprueba.

Puedes decirle a un amig@, un familiar, un/a expert@ qué le parece y qué cree que describes en ella. Si el feedback con el que te obsequian es algo completamente distinto de lo que quieres expresar deberías darle una vueltecita otra vez.

Bonustrack

  • Escoge una buena foto actualizada y sonríe (ni te imaginas lo que una foto puede hacer por ti)
  • Añade enlaces relevantes
  • Puedes utilizar un imagen potente además de la tuya que sirva para describir lo que haces
  • Incluye un vídeo para mostrar tus competencias.

¿Ya has empezado a escribir tu bio?

banner-contenidos

Join the discussion 4 Comentarios

Deja tu comentario