Linkedin es: profesional, muy profesional

Cosas, cosas que pasan… Esta frase, cotidiana como la vida misma, da cuenta de algunos comportamientos en LinkedIn que dan que pensar y sobre todo, dan que pensar sobre las personas que los realizan o los cuelgan en su muro.

linkedin es profesional

LinkedIn no es Facebook. Hace unos días escribía un artículo sobre las fotos en LinkedIn, independientemente de las consideraciones que hacía, ver el muro de algunos de tus contactos llenos de frases lapidarias (¿he dicho que tengo una especial “querencia” por las de Paulo Coelho?) con unos diseños que son toda una oda al mal gusto, te hacen mirar el navegador, para saber si estás en LinkedIn o Facebook.  A mi no me hace falta entrar en mi perfil y encontrarme “arengas” y “pamplinas de plato vacío” cada mañana, como me comentaba recientemente un profesional no quiero frases motivadoras en los pasillos, quiero herramientas para hacer mi trabajo mejor y poder atender a mis clientes de la mejor manera posible.

Mi inmail no lo aguanta todo… Sí, está quisquilloso, se ve que se va haciendo viejo, teniendo en cuenta que ya son unos años en la red y  mi correo electrónico se cansa de:

  • Correos-post. Voy a decirlo “desde el cariño y sin acritud”, si quiero leer algo de momento soy lo suficientemente autónoma (freelance en modo cool) como para teclear un blog y leer el artículo, incluso, en un alarde de inteligencia inusitad utilizar hasta agregadores… No me mandes tus post, si los publicas en tu muro o en los grupos y me interesan los leeré, sino no hace falta que ejerzas de calzador.
  • Correo Autobombo.  Estupendos, maravillosos, the most famous company…¡Ay! qué hastío…(sí, estoy de lunes y que no venga uno/a a decirme que son maravillosos o frases motivadoras de lunes…) A mi que algunos contactos se pavoneen enviándote un correo electrónico me produce el mismo efecto que si lo hicieran delante de una ameba. Te estás ganando una expulsión… o un “directo a la papelera y sin contemplaciones”
  • Correo “No nos conocemos, pero ya que me has aceptado, pues, ya si eso, te cuento mi vida”  Por un “bien parecer” (que diría mi abuela) una es educada y responde con un mail de agradecimiento a quien tiene el interés de incluirme en su red. Pero OJO, que yo te de la mano en señal de gratitud no te  autoriza a cogerme el brazo y casi ahogarme con un correo en el que me relatas tus vicisitudes reales. Sí, soy psicóloga, sí, pero no soy un 24 horas, ni el teléfono de la esperanza.
  • Correo “RRPP”. Algunos/as le cogen el gusto a aquello de presentar a contactos comunes y te confunden con un repartidor/a de flyers con copas a 2 euros. Preséntame a tal, a cual, sin orden ni concierto ni con un objetivo claro. Yo no soy una Public Relations, si una simple mortal, si quisiera ejercer de “agencia de contactos” igual no estaba en LinkedIn.
  • Correo masivo. Disparo a todo lo que se mueve, que igual estoy buscando una empresa de ingeniería y busco trabajo allí y envío un correo a toda mi red. Total, es gratis… Es utilizar la probabilidad o las matemáticas en la economía, por aquello de que es una ciencia social (lo dejaremos aquí para no levantar o pisar ampollas, si hoy está mi lado más destroy)
  • Correo dame algo. Igual es que hace mucho tiempo que no salgo a ligar, pero yo creo que eso del cortejo, el “currárselo” un poquito también está bien. Construyamos algo “que no podamos olvidar” y luego ya pasamos a  mayores. Vamos con educación, nos contamos brevemente que hacemos y si en un futuro nuestros caminos pueden cruzarse, hablamos, son relaciones a largo plazo, no rollos de aquí te pillo aquí te mato.

Profesional, muy profesional (repite esta frase como Manuel Manquiña en Airbag) En línea con lo anterior, LinkedIn no es una red para compartir memes y virales, salvo que tengan que ver con tu negocio. Todo lo que haces en LinkedIn forma parte de tu imagen, no sólo tu foto. Que he llegado a ver hasta la foto del “famoso vestido daltónico”

Quid pro quo, yo te doy validación, tu me das validación. Por defecto LinkedIn ofrece a nuestros nuevos contactos la posibilidad de validar las aptitudes que están indicadas en nuestro perfil, así como te sugiere otras que pueden estar en línea con tu trabajo y/o experiencia. De un tiempo a esta parte, me encuentro con validaciones que no quiero, que no tengo y que por ende, no voy a incluir en mi perfil (si, sé hablar español, pero no lo voy a poner como aptitud por aquello de que su adquisición viviendo en España “taytantos” años de forma cuasi innata). Por mucho que me valides una y otra vez con el objeto de que yo en agradecimiento haga lo mismo (esto se llama hacer amigos), si acabo de conocer, no puedo validar a alguien que no sé como trabaja… Ésto no funciona así, esto no es un mercado del trueque.

No puedo utilizar LinkedIn como Mailchimp o cualquier gestor de correo. En ningún momento estoy indicando que si me hago contacto de una persona, voy a utilizar sus datos para incluirlo en mi lista de clientes y/o correo. Yo de momento no te he  dado permiso.

Y a ti, ¿qué cosas no te gustan? Cuéntame

banner-linkedin

Join the discussion 4 Comentarios

  • Linkedin vive una etapa de capitalización y por esto ahora resulta tan fácil validar aptitudes (casi sin darnos cuenta). Al final se convertirá en una red en el que nos bombadearemos de información.

    Esto tambien está pasando en facebook y otras redes sociales. Las tienen que deshumanizar para capitalizarlas y hacerlas sostenibles.

    Sin embargo, existen soluciones que aún piensan en el usurio y en las relaciones que en el mundo real llevan a cabo.

    • Gracias David, per se, ninguna red social es buena o mala, salvo el uso que hagamos de ella, en nuestra mano está limitar o no permitir determinados comportamientos como spam o promoción a todas horas de negocios, productos…
      Un saludo

  • Eduardo dice:

    Hola Belén, a parte de muy profesional también diria como Manquiña ” Interesante no , estresante “.
    Comparto contigo la visión de que cada vez se parece más a faceebook. Estoy un poco cansado de ver por todos lados a gente que quizás conozcas, incluso más que en facebook.
    Por otro lado es un poco decepcionante que te manden ofertas que son de tu interés y solo envian marketing y management. Mi profesión es la de trabajador social. ( No soy trabajador social, soy una simple persona con muchas aficione e intereses pero no me defino ni por mi profesión, ni por mis estudios, ni por mi religión, cultura , sexo etc. )
    Respecto a las invitaciones , a mi me ha pasado al contrario, tenia algunas personas en mi red ( solicitadas por ellas no por mi ) que me podian poner en contacto con terceros, en mi solicitud explicaba un proyecto que estoy desarrollando motivo por el cual tengo interés en contactar con esas terceras personas. A ti te han contestado ? a mi no. ( posiblemente tengan bloqueada la recepción de emails, no se .
    Muy buenas reflexiones por tu parte.

    Un saludo

    Edu

    • Buen aporte Eduardo, el gran Manquiña… Es evidente que el uso que se hace de LinkedIn debe ser comedido y en la medida de lo posible para construir relaciones, no para “spamear” a todo contacto que se precie.
      Sobre las presentaciones es conveniente haber creado un vínculo con la persona a la que le solicitamos la presentación, en ocasiones, aceptas una invitación y a los cinco minutos te solicita que le presentes un contacto, sin ni saber siquiera que hace.
      Gracias por comentar.
      Un saludo.

Deja tu comentario