El negocio es Recursos Humanos

Si en una organización, cada vez que alguien de RR.HH. escucha que no son un departamento de negocio, recibiese un euro, no nos hacía falta trabajar para el resto de nuestras vidas, incluso en universos paralelos (lo sé, Big Bang Theory está destrozando mi vida…) . Negocio, negocio, negocio… En mi escaso raciocinio yo me pregunto:  quiénes son las “mentes” que idean, ejecutan, miden y hacer crecer el negocio.  A ver, deja que piense, ¡bingo!, las personas. ¿Entonces por qué no forman parte del “negocio”?, ¿por qué se relega al Dpto. de RR.HH. (sustituir por cualquier otro eufemismo o término “buenista” como Departamento de Talento, Departamento de Personassssss,…)  a un departamento de servicio?.

Y no, no quiero “buenrollismo” ni despacho de felicidad  “full time”  (breve inciso, lo de me apasionan las personas debería ser motivo de falta grave, junto con otras frases de motivación) sino que me harta y aburre que cada vez que alguien habla de negocio, la multitud asiste silente y expectante; y cuando se habla de personas es como si le hablases de un agujero negro, oscuro,  que ensombrece al “gentil, hermoso y precioso negocio”. Cada minuto que alguien dedica a procesos, procedimientos, planes  sin personas, es un minuto desperdiciado, porque sin ellas y sin su bienestar difícilmente se alcanzarán los objetivos. Cuando se habla de planificación  estratégica no sólo son objetivos mercantiles y financieros, sino quiénes van a liderarlos, qué personas harán “el negocio” (de  momento la inteligencia artificial no nos sirve, aunque  a veces…) . Se piensa a corto plazo, se va a la inmediatez, en detrimento de la planificación y el crecimiento exponencial.

Sería de sentido común, o al menos de “primero de negocio” saber que lo primero son las personas y su desarrollo, sin ello, en épocas de escasez de talento (sustituyámoslo por buenos profesionales porque con tanta búsqueda del talento parecemos un concurso de televisión) vamos a jugar a los “Juegos del Hambre”

Para hacer crecer el “negocio” pregúntale a las personas que trabajan contigo:

  • ¿Qué hacen?
  • ¿Por qué lo hacen?
  • ¿Qué quieren hacer?
  • ¿Cómo puedes mejorar su trabajo?
  • ¿Qué ideas tienen sobre “el negocio”?
  • ¿Qué retorno tiene la formación sobre el negocio?
  • ¿Qué retorno tiene la satisfacción?

Personas, se llaman personas las que sostienen el negocio, si aún no han aprendido esto, mal vamos y si eres de los “del negocio” y no las conoces, aún peor.

¿Y tú que piensas de todo esto?

 

Deja tu comentario