Haciendo un juego de palabras con el libro de Naomi Klein, No logo, bautizo a mi post como “No homo-logo” después de la noticia leída en un diario local sobre tres profesionales de la medicina que ejercían dicho trabajo sin poseer la cualificación ni la titulación deseada, cuesta pensar que ningún paciente se diese cuenta; o al menos dichas personas tenían tantas competencias como para suplir sus conocimientos.

Esto me ha hecho pensar en cuántas veces a lo largo de mi vida profesional me han pedido un título a la hora de contratarme, creo que pocas o ninguna. Curiosos son los casos, alguno de ellos “ilustres” que llegaron a ser directores de la guardia civil, en los que no se corroboró ni certificó que las personas contratadas, bien vía pública o vía privada, poseían los cursos  o titulaciones que les capacitaban o al menos les exigían para el desempeño de sus funciones.

¿Quién no conoce a alguien que ejerce algo que no es?

Todos conocemos profesionales que ejercen un trabajo sin un título o una homologación que los avale, ¿esto los hace menos profesionales? ¿sería esto una selección por competencias?(nótese el tono irónico). ¿Es realmente necesario un título para ejercer una profesión? Si fuese así, ¿invalidaríamos la selección por competencias sin unos conocimientos previos ineludibles?

Una de las cosas que una aprendió por el pleistoceno, ya tiene una edad, es que de las últimas etapas en el proceso de selección era la comprobación de referencias y titulaciones de los candidatos. Parece que esto no se hace así, aunque he de decir, que antes de pasar un largo proceso de selección me solicitaron via mail y escaneadas todas mis notas y titulaciones desde la etapa del colegio, ni tanto ni tan…

Volviendo al tema en cuestión toda esta historia de los médicos que no eran médicos me plantean algunas dudas que no puedo resolver:

¿Es tan importante una titulación? ¿En todos los casos?

¿Por qué no se comprueban los títulos que se exigen en los anuncios y ofertas de empleo?

Si seleccionamos por competencias, ¿por qué no aceptamos titulaciones sin homologar?

Si las titulaciones no dotan de unas competencias, ¿no sería necesario revisar nuestros parámetros educativos y por ende, nuestros parámetros a la hora de seleccionar?

En resumen, considero que las titulaciones deberían ser comprobadas en los procesos para evitar males como el que se comentaba en la noticia (creo que no se les murió ningún paciente, que conste) para partiendo de ese punto, comenzar a delimitar y examinar las competencias de los candidatos. De qué sirve el Plan Bolonia y otros esfuerzos en post de unificar la formación y la titulación si ésta no se comprueba.

También estriba en un exceso de formaciones y titulaciones, universidades y escuelas que expiden títulos y certificados que poco o nada capacitan a las personas que los cursan, igual lo necesario sería un cambio de paradigma en la educación universitaria y profesional, un cambio en el modo de enseñar y en el modo de aprender.

Igual todo lo que dimana de estas divagaciones es la necesidad de partir de unos conocimientos previos, al menos para poder extraer las competencias oportunas.

¿Qué pensáis de todo esto?

banner-pack

Deja tu comentario