Sobre el despido, la responsabilidad social y las empresas.

Viñeta de Mafalda

Debe ser que me quedé la última ese día, o no entiendo muy bien las respuestas. El problema del mercado laboral español es el despido porque es muy caro y no se puede contratar a nuevos “talentos” y un razonamiento simple nos llevaría a pensar, si no hay despido, no habrá gasto, con lo cual ahorraríamos; y si hay que abaratar el despido para dar  trabajo, entonces por qué no se contrata a gente ya… O es que, bajo la máscara de ese despido barato muchas empresas pretenden hacer el mismo trabajo con menos personal… Las preguntas son muchas y están en el aire.

“Los de RRHH” deberíamos canalizar y analizar todo esto, lo importante es ganar dinero no que la gente se sienta a gusto, mal vamos. El pueblo con menor  tasa de paro en España, es Oñate, si los datos y las estadísticas no me fallan, un pueblo en el que el modelo empresarial está formado por cooperativas en las que todos deciden, vamos, aquello que los gurús de RRHH llevan preconizando durante siglos,  implicar y motivar al personal, de nada me sirve hablar de  bonitos planes de motivación, incentivos y regalos varios cuando las decisiones importantes de las empresas las toman entre tres o cuatro, eso si, las consecuencias las pagan siempre los mismos… Estupenda manera  de incentivar y motivar, si lo hago bien genial, si lo hago mal lo pagas tú.

Lo de la Responsabilidas Social Corporativa es otro cantar, grandes empresas con Fundaciones, Asociaciones “para hacer el bien”, donaciones, beneficiencia y sus trabajadores explotados, producciones en países en condiciones económicas favorables, pero humanas más que reprobables… El modelo ha de cambiar, si las empresas quieren sobrevivir a los tiempos convulsos y vertiginosos que vivimos, el modelo no puede ser el mismo.Ahora salta Apple, con sus fábricas en China (aunque aquí hay algo más que se revelará en otro tiempo), lo fue Nike con sus fábricas en Vietnam y así multitud de ejemplos. Pero la Responsabilidad Social Corporativa no sólo afecta a las condiciones de trabajo sino también a los modos y corruptelas de los que gobiernan las empresas, parece increíble que en una empresa un directivo cobre bonus cuando han despido a dos mil trabajadores, luego su eslogan corporativo rezará lo importante eres tú…

No podemos pedir responsabilidades a quien no se las hemos dado nunca, no podemos pretender que los trabajadores se sientan parte de la empresa cuando nunca son escuchados, no crecerán las empresas si no cuidan sus condiciones de trabajo, no atraeremos talento, si lo que importa no es lo que vale, sino lo que me cuesta.

Después de la acidez, comencemos el lunes.

Deja tu comentario