El pensamiento crítico como competencia esencial

Cuando en selección de personal se habla de competencias o habilidades necesarias para un puesto de trabajo, se olvida o se minusvalora la capacidad de pensamiento crítico, esencial para el desarrollo personal y profesional. Esto no debería ser una mera anécdota, sino una competencia clave para muchos puestos.

El pensamiento crítico es importante por:

Fomenta la solución de problemas y los cuestiona.

  • No siempre uno más uno son dos. Busca alternativas a lo establecido y asentado en firme pilares inamovibles en el entorno laboral, replantea y cuestiona teoría caducas que se aplican una y otra vez bajo el mantra: “siempre se ha hecho así”

Incita la autocrítica y combate la autocomplacencia

  • Siempre se denosta la autocrítica como un rasgo de pesimismo y derrotismo individual. Es la capacidad autocrítica la que eleva los niveles de exigencia y superación de los límites establecidos (siempre sin llevarlos al extremo). La autocrítica consigue buscar alternativas e indagar en aquellos puntos débiles que poseemos como profesionales.

Cuestiona a la masa.

  • Es muy importante en estos tiempos en que los “trendings topics”, los “me gusta”,  los artículos y las teorías más compartidas adormecen el pensamiento, no se cuestiona nada, todo se acepta cual dogma de fe, sin cotejar, comprobar y verificar las fuentes, basten ejemplos como los últimos incendios en Valencia, u otros artículos y noticias que han corrido como la pólvora en las redes, si lo dicen todos será verdad, si lo hacen todas las empresas…

Desarrolla a los equipos e incrementa el liderazgo.

  • Aquellos líderes que pugnan por soluciones distintas buscan comprender e incentivar a sus miembros a superar la resolución de problemas, además de avanzar en nuevas soluciones, elimina el paternalismo o autoritarismo por construir críticas a las opciones planteadas.

En definitiva, echo de menos un poco más de conciencia crítica en las organizaciones, en la elaboración de teorías uniformes que adormecen a la masa, a los equipos adoptando comportamientos lineales  y de poca profundidad.

Es el tiempo en el que las empresas y profesionales que quieran crecer deberán fomentar la capacidad crítica de sus miembros, deberán cuestionar sus planteamientos para adaptarse a nuevos escenarios, o volver a escenarios pasados en los que las personas y sus ideas sean lo primero.

Join the discussion Un Comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.