La sobrecualificación, la fuga de talento, 2.0 y otras idioteces.

Por 2 noviembre, 2015Recursos Humanos
Lita Cabellut

Lita Cabellut

Quizás llevo demasiado tiempo escuchando las mismas historias pero la que me ha hecho escribir este artículo, fue ésta, que una de mis contactos en Facebook colgó en su muro. La historia de Lita Cabellut, un pintora autodidacta, y puedes ver aquí. La historia se repite, talento que admiran en otros lugares menos aquí, algo debemos empezar a revisar los de RRHH y los que nos “dedicamos” a estudiar, seleccionar, gestionar y atraer este talento.  No el que tanto pregonamos en nuestros artículos de blogs, revistas especializadas y que quedan en papel mojado. Esto me ha llevado a revisar  (cuestionar) algunos conceptos.

La sobrecualificación no existe.

A vueltas con que el mercado de trabajo español está sobrecualificado, que tenemos la  generación mejor formada de la historia y otros clichés que se repiten y a fuerza de hacerlo, se convierten en verdades irrefutables. ¿Y si lo que esta “infracualificado” es la gestión y la innovación en las empresas? Aquí no se  cuestiona el modelo empresarial, todo lo que se cuestiona es que la gente no sabe elegir que estudiar (nota a pie de página, también puedes añadir la frase de trabaja en algo que te apasiona, que la facturas, ya si eso, se pagan solas… y no estudies letras, estudia algo que sirva, como siempre el fin utilitarista y pragmático de todo). Vale, aceptamos sobrecualificación como “verdad irrefutable”, entonces por qué en el resto del mundo contratan a nuestro “talento”, claro porque como el sistema educativo español es una m…, claro, contratan a gente mal formada; incluso hasta de la educación pública, qué gente mora por este loco mundo que contrata a universitarios/as españoles..

Lo dicho, que para ser camarero/a no hace falta hacer una carrera, pero si ese es el modelo productivo, apaga y vámonos (y vistas la últimas tendencias, ahí vamos en masa a por los mini-contratos de horas y en hostelería, de traca).

El talento no se va, lo echamos.

Dos noticias hoy, una que el sector turístico tiene un superávit de “nosecuantos” millones; la otra, una limpiadora de hoteles que trabaja a destajo y le pagan 0,20 céntimos por hacer una cama supletoria. De nada me vale que se llenen de estupideces como employer branding, satisfacción laboral y otras zarandajas por el estilo. A ver si nos revisamos la pirámide de Maslow, las necesidades básicas primero y luego, ya empezamos con el tema de autorrealización y la paz mundial (esto no viene en la pirámide, no  lo busques).

La gestión del talento empieza por no pagar sueldos de miseria, bajo la excusa de que tienen que aprender; la gestión del talento empieza por desterrar de anuncios que hayan estudiado en tal o cual universidad o escuela de negocios (ver este artículo en el Blog Salmón) la gestión del talento pasa por empezar a no desterrar a los mayores de 45 años del mercado laboral como si hubieran sufrido un ataque de amnesia y no supieran hacer nada. La gestión del talento, pasa por ser más severos con los requisitos que las empresas proponen a los consultores y departamentos de RRHH, incurriendo en algunos casos en prácticas sangrantes; la gestión del talento pasa porque a las mujeres no se les pregunte que si quieren tener hijos. Nos queda tanto…

¿Cómo nos atrevemos de hablar de gestión del talento  cuando hay gente que trabaja y no llega a fin de mes? Ah, claro que todo tenemos que ser una empresa o un emprendedor y que el que no llega es porque es un/a vago/a, se ve que la suerte nunca influye…

Ser emprendedor no es cool.

Otra historia más, una de la empresas de e-commerce más importantes de España, despide a sus trabajadores para que vuelvan a sus mismos puestos de trabajo para desempeñar las mismas funciones, pero con una salvedad, que se paguen su “autónomo”. ¿Por qué? ¿Luego los llevamos a talleres y cursos para aumentar la motivación? ¿Le hablamos del “engagement”? Ser emprendedor es una moto que han vendido para convertir a trabajadores por cuenta ajena en autónomos, que no tenían por qué serlo y lo peor de todo, es que algunos/as se lo creyeron.

Luego están los “pijihippies” que claro, si quieres tener una nómina y cobrar todos los meses eres un carca y un retrógrado, que serás un precario toda la vida (la última bobada de este estilo sale de boca de un conocido “ironman” que pregona que la culpa es de los padres que nos dijeron que había que tener un piso comprado, desde luego hay días que no puedo…) ¿Y eso dónde está escrito? ¿Por qué? Que ser un funcionario, es ser un/a vago/a, axioma de lógica, al igual que si eres un/a empresario/a eres un currante nato/a, qué falta nos hace la lógica, la de la filosofía también (que si, que en esta vida también hay que estudiar algo que no tenga simplemente un fin utilitarista).

2.0 es un vecindario y hay mucho ruido.

Que sí, que me diréis que yo también estoy. Pero hay vida más allá  de la caterva de acólitos que babosean ante los “influencers” (he llegado a verlo en perfiles profesionales, acabáramos, mañana me pongo famosa y folclórica). 2.0 es un vecindario, en el que la retroalimentación cínica pasa por frase como: eres un crack (cada vez que se pronuncia, Lázaro Carreter se revuelve en su tumba), eres el mejor…etc. etc. Qué hastío y qué cinismo.

Hay gente que no tiene perfil en LinkedIn, ni en FB ni en Twitter y trabaja. Sí, trabaja como lo oyes. También se cuenta que hay gente que no quiere tener una marca personal, que quiere no jugar a este juego y simplemente quiere un salario para emplearlo en su modo de vida, pero según las leyes de los gurús de pro, serán unos infelices toda la vida. La teoría de la felicidad es universal, seguimos con las verdades irrefutables y los axiomas  de “plato vacío”.

La selección a través de RRSS

Y por redes sociales, no incluyo LinkedIn, aunque a días mi muro tiene más frases de Paulo Coelho que el de FB. Ahora, que si los de RRHH están generando conversación y así reclutan (yo de momento sigo viendo anuncios de empleo), que si pones en el perfil de FB, tal o cual cosa pueden extrapolarse determinadas conductas y comportamientos en el área laboral.

Ésto es la repera, años de investigación conductual de Skinner, Pavlov y demás cognitivo-conductistas para que un/a “médium-recruiter” adivine tu comportamiento futuro. Internet es un canal más, lo que cambia es el medio no el proceso. ¿De verdad todo lo que “aguantan” las redes sociales es la verdad de los candidatos/as? ¿De verdad lo que muestro en mis perfiles es la vida “chupiguaymegacool” que digo que llevo? Dime de qué presumes…

Lo dicho, hastío y mucho. Tontería y mucha.

banner-contenidos

Join the discussion 26 Comentarios

  • Arturo dice:

    ¿A ver si estamos levantando la pirámide laboral por el lado que no es?

  • Gabriel Herrera Soto dice:

    Señorita Claver.
    Estoy analizando y redactando toda mi carrera profesional, desde el inicio.
    Pero he hecho un paréntesis para leer este artículo sobre la sobre cualificación.

    Hay una cosa cierta, y es que ustedes, no han aprendido algo, ni siquiera, fíjese usted, ni las propias universidades me lo demuestran, ni las escuelas de negocios, ni las multinacionales más prestigiosas, cometen errores que son incomprensibles a mi entender.

    Por favor, no me mal interprete, no es contra nadie en particular, no estoy en contra de ningún ente de formación o empresa.

    Voy a demostrar mis palabras.

    Abra este blog con el Navegador Mozilla Firefox.

    No con Chrome, sino con Firefox, así verá lo que usted misma podrá comprobar.

    Acto seguido, pulse el botón derecho del ratón, y en el menú que aparece, seleccione “ver código fuente de la página”.

    Una vez que ha seleccionado la opción en una nueva ventana del navegador aparecerá todo el código fuente del blog, que está diseñado en WordPress.

    Y comprobará que en las líneas de programación hay textos en color rojo. Firefox lo resalta así cuando hay un código mal aplicado, es decir, etiquetas HTML que no están incluidas tal como la organización http://www.w3.org lo establece.

    Creo que más explícito no he podido ser.
    Y añado, el talento, no sé si existe, no sé si se ha ido, no sé si está en hibernación, pero lo que sí tengo asumido, es que no se sabe valorar, no se analizan bien a las personas, no se les pregunta qué saben hacer.

    Y además, entre otras cuestiones, hay un mal en España, se piensa a nivel general que un profesional con madurez, aplomo, bagaje y experiencia, no están ya capacitado para resolver problemas en una empresa.
    ¿Cuántas veces he tenido que decir lo que he dicho a empresas a través de Linkedin?, pues unas cuantas, ¿Cuántas veces me han dicho cuento contigo?, ni una.

    Resumiendo: Hay que innovar, crear y empezar a generar de una vez por todas SOLUCIONES.

    Gabriel Herrera Soto

  • Carlos García Müller dice:

    Hola Belén, me ha encantado tu blog y me gustaría aportar algunas cosas:
    El talento no es solo cualificación, sino creatividad, y eso no abunda, y no se necesita saber idiomas para tener ideas. En un futuro próximo, los trabajos lo harán los robots, pero las ideas seguirán siendo humanas. Si se piensa en el talento, claro.
    No somos uno costes más dentro de la empresa, pero desde que se llama recursos humanos, se entiende que las personas han de tratarlas igual que a una máquina, y no es lo mismo. Pero si utilizamos el “lo tomas o lo dejas”, entonces viene la degradación.
    La experiencia sirve para dar soluciones a problemas similares, si uno lee a Platón, verá que los mismo problemas existen hoy en día, aunque usemos la tecnología, las soluciones no las dan las máquinas, por el momento.
    Es justo que haya beneficio, pero no a cualquier precio, después nos molestamos con la baja calidad, pero todo el mundo exige precios bajos. Y no es asumible que empresas rentables, despidan personal, simplemente para ganar más dinero, si hay pérdidas es comprensible, pero no por codicia.
    Resumiendo, no es una sopresa que algunos países funcionen mejor que otros, probablemente sea un cuestión cultural, porque creo que hay una gran mediocridad en la dirección, tanto pública, como privada, y creo que lo del talento, habría que empezar desde arriba y desde abajo, porque despedir a 1.000 trabajadores para ser rentables, no hace falta haber estudiado carrera universitaria, másters o saber idiomas. Conseguir rentabilidad a creando empresa, eso si que es ser capaz, pero se premia lo primero, y no lo segundo, sobre todo si lo financiero predomina sobre el mercado (Marketing). Encantado de compartir ideas contigo, Belén, un saludo.

    • Hola Carlos.

      Gracias por comentar. Totalmente de acuerdo, lo importante será la gestión y la “generación” de ideas, el resto lo harán las máquinas, aunque a veces las personas nos comportemos como tales.

      Un saludo.

  • Vicente L. Benito dice:

    Hola Belén! nos conocimos en un curso de Cigarreras… leyendo este post de tu blog me ha salido una pequeña sonrisa complice. Parece mentira pero todo lo que comentas es cierto y lo veo cada día que busco trabajo. ¿Por qué tengo más cerca una entrevista en UK con nivel intermedio de inglés que en España con una carrera y un master? además, lo que yo hago tiene utilidad práctica y genera beneficios a corto, medio y largo plazo.

    ¿Por qué en UK encuentro de mi perfil laboral entre 5 y 10 ofertas, de principiante y con un sueldo aceptable, cada semana y en España solamente 5 o 10 al mes y sin ninguna opción (inglés, idiomas, destrezas y experiencia). Me he hartado ya de esta situación la verdad y cada día tengo menos interés por trabajar en España…incluso sopesando que tengo mentalidad de emprendedor pero…¿para qué?

    Por cierto, soy geógrafo, planificador urbano y técnico GIS con una experiencia de casi 1 año (terminé de trabajar hace unos días) …algunos dirán que es que soy de sociales o letras pero…¿por qué en UK, Canadá, Francia o USA se valora y se necesita y aquí no? yo si que tengo clara la respuesta: el nivel de nuestras empresas y de nuestros gobiernos. Tenemos 3 adminstraciones o 4 y lo que veo son planes de empleo descontextualizados, puestos a dedo, contratos amañados e ideas con poca trayetoria.

    Recibe un cordial saludo

    • Hola Vicente,

      Cómo estás. A veces no puedo comentar porque ya está todo dicho. Habrá que pegarle una pensada porque se nos está yendo de las manos. Espero y deseo que todo te siga yendo bien. Un abrazo!!

  • juan dice:

    Añadiría que la tontería genera más dinero que la inteligencia.
    En el mundo repleto de gurús que nos”salvan” de nuestra propia tontería; en el que ves noticias en los telediarios que sesudos expertos nos aconsejan que no salgamos de casa con 45 grados de temperatura y que bebamos agua para no deshidratarnos…
    Mi conclusión es que hay demasiada gente viviendo de la tontería con ínfulas de salvavidas.

  • Carlos dice:

    Felicidades por este post. Trabajé años en innovación centrada en talento y no puedo estar más de acuerdo.

    • Muchas gracias Carlos, seguramente podrías aportar mucha más experiencia de la que yo expongo en mi post. Un placer que comentes en mi blog. Un saludo.

  • Javier dice:

    Muy interesante tu post! Muy cierto con que se ha perdido el norte en cuanto a la gestión de talento y a las redes sociales. Creo que este mundo a veces va demasiado rápido y es más ágil que el comportamiento de las personas. Si lo pensamos bien, los procesos de las empresas en cuanto a productividad, gestión de salarios, horarios, etc etc no han cambiado mucho en los últimos 30 o 40 años pero en cuestión de 5 o 6 años no puedes entregar un CV en mano en papel para un puesto de trabajo “serio” porque es anacrónico y denota atraso y dejadez…Las empresas no saben en muchos casos lo que quieren o lo que piden, su mentalidad está anclada en el año 1985 pero en cambio si necesitas mandar tu CV en la web de la empresa y aplicar en varias interfaces para que puedan visualizarlo o valorarlo…

    • Hola Javier,

      Es verdad que ya no se puede entregar un CV en mano, pero todo ha de ir en consonancia y en muchas ocasiones abocamos a una búsqueda on-line desenfrenada sin un plan que acaba en la frustración de muchas personas. Nos queda mucho camino y también mirar fuera de nuestras fronteras para saber que hay muchas formas de gestionar personal que no pasan por ir de 0 a 100 sin estados intermedios. Gracias por comentar.

  • Fer dice:

    Hola Belén.

    Me ha gustado mucho tú artículo. Pero este párrafo no acabo de comprenderlo muy bien:
    «[…]la gestión del talento empieza por desterrar de anuncios que hayan estudiado en tal o cual universidad o escuela de negocios (ver este artículo en el Blog Salmón); la gestión del talento pasa por empezar a desterrar a los mayores de 45 años del mercado laboral como si hubieran sufrido un ataque de amnesia y no supieran hacer nada. La gestión del talento, pasa por ser más severos con los requisitos que las empresas proponen a los consultores y departamentos de RRHH, incurriendo en algunos casos en prácticas sangrantes;[…].»
    ¿No falta un “no” en cada una de esas frases? Lo digo porque en tal caso, parece que desterrar a los mayores de 45 es lo que DEBE hacerse, pero la frase final del párrafo y la primera (que omití apropósito) parecen indicar lo contrario.

    A parte de eso, estoy de acuerdo.

    Un saludo.

  • Felicidades Belén, me ha encantado tu articulo, hace falta mejor gestión de RRHH y también, mejor gestión de la formación tanto de quienes han sido expulsado del mercado laboral como de los que aspiran a incorporarse, preparandolos en cuestiones teoricas y prácticas de su espcialidad, pero también en como gestionarse a si mismos , en un mercado laboral, donde el conocimiento es solo es uno de los factores a tener en cuenta, para obtener resultados como empresario o como trabajador.

  • Buenisimo, los parados +45 están hartos de que les llamen “sobrecualificad@s” un montón de verdades muy bien dichas, Enhorabuena y gracias por tanta claridad.

  • Pablo dice:

    Hola Belén!

    Me ha encantado tu post y ver como alguien que se dedica a los RRHH es capaz de ver por encima de todas esas historias que se nos están vendiendo continuamente. Yo trabajo en comunicación y ya pensar en conseguir un contrato en mi sector es la mayor de las utopías, aunque luego estés de autónomo pero tengas que cumplir horarios o incluso trabajar presencialmente cómo si estuvieras contratado. Yo terminé la carrera hace tres años y puedo contar con los dedos de una mano la gente que no es autónoma. Y lo relaciono con todo lo que cuentas luego del employer branding y la pirámide. Si tienes todas las obligaciones de ser empleado pero ninguno de los beneficios, ni derecho a paro, ni poder ponerte enfermo, etc… tú me dirás que employer branding vamos a hacer. En fin, que me ha gustado mucho tu artículo y he visto reflejada mi situación y la de muchos compañeros, es una alegría ver que no todo el mundo está ciego.

    Un cordial saludo!

    • Hola Pablo,

      Pues ese es el problema, que yo entiendo quien quiera ser autónomo, de hecho, yo lo soy pero vender determinadas historias a mucha gente le ha costado muchos disgustos. Solo hay que darse una vuelta por la ciudad de turno y ver la cantidad de “negocios efímeros”. Personas que han acumulado su prestación, su paro y se han lanzado a montar sus propias empresas. Muchos dirán que no estaban capacitados, es posible, pero también se ha alentando esa “búsqueda del santo grial” en el emprendimiento, obviando que en muchas ocasiones, y en la mejor de ellas, un negocio tarda al menos entre 1 y dos años en asentarse, sólo asentarse y crecer.

      Muchas gracias por tu comentario. Un saludo.

  • Raquel dice:

    Por fin un post lleno de verdades!! Como bien dices Belén está todo sobrevalorado menos aquello que realmente se tendría que valorar… y con eso me refiero al esfuerzo dedicado en prepararnos durante muchos años para que ahora nos vendan la moto de la SOBRECUALIFICACION”

    Parece que si no te haces marca, que sino estás bien situado…no vas a volver a trabajar en tu vida… y como ya he planteado en algún que otro blog…que pasa con aquello que están fuera de esto simplemente porque ni siquiera pueden pagar…. porque tienen otros gastos que cubrir y no llegan ni a poder afrontarlos.

    Gracias por este post, creo que he vuelto a sentirme una persona normal después de tanto navegar por las redes y sentirme un “bicho raro” por no estar todavía bien situada quizá en este mundo 2.0 del cual me queda mucho por aprender…

    Pero mientras necesitos comer y pagas mis facturas…

    • Si, hay mucha orientación de bombo y platillo, mucho “hastiado/a” de recibir CV tradicionales y que sólo reclutan por RRSS. ¿Seguro? En fin, aún la realidad es otra, sino no se explica que sigan existiendo anuncios de empleo y plataformas para alojarlos, o como indicaba cuáles son los parámetros para medir determinadas conductas.¿Se valora más el saber venderse que saber hacer? Lo dejo ahí.
      Con el tema de la marca, es para escribir una novela.
      Gracias Raquel

  • Eva dice:

    Hola Belén, pienso como tu que se oye y se lee mucha tontería, pero en muchos ámbitos además: que me dices de la relación con los hijos? no hay tontería? Y con el uso de la tecnología? No estamos llegando al absurdo en muchos casos? Sinceramente no se sí todos estos planteamientos son frutó del
    aburrimiento, del exceso de información o de la manipulación de la que hay…..
    Lo que temo es que todo esto haya venido para quedarse….
    Saludos.

    • Hola Eva,

      Pues parte de las tonterías, es lo que me llevó a escribir este post. Quizá falta poner la base sobre muchas buenas políticas en RRHH, en lugar de correr hacia las NNTT sin unos cimientos buenos. De ahí, la falta de talento, pero no en las personas, sino en la gestión de empresas, por apostar por nuevos modelos y parámetros. Falta mucho aún, pero si estoy de acuerdo, que de momento ha venido para quedarse.

      Gracias por comentar y pasarte por mi blog.
      Saludos

Deja tu comentario